Seguidores

jueves, 12 de abril de 2012

El buen consejo

Dar un buen consejo… es posible que parezca una tontería, pero en realidad es una gran responsabilidad. Esa persona confía en ti, está nerviosa, tanto que apenas puede pensar, tanto que depende del consejo de otra persona, de TU consejo. Y tú no te quieres equivocar… esa persona te importa… ¿qué le dices? Nunca sabes si vas a acertar, ¿y si le estás dando el consejo erróneo? ¿y si luego esa persona sufre por tu culpa?
Es posible que si eso ocurre la otra persona sepa que tú lo has hecho con buena voluntad, y te perdone… Pero tú te sientes mal de todas formas, es posible que incluso peor que ella, a la que las cosas le han ido mal por tu consejo, y tú lo sabes… y da igual lo que ella te diga… ya dicen que siempre somos demasiado críticos con nosotros mismos, que siempre nos vemos peor a como nos ven los demás… y puede que sea cierto. Pero cuando veo sufrir a una amiga por mi culpa no puedo evitar sentirme culpable, ella puede decirme todo lo que quiera para animarme, pero no lo conseguirá, porque yo veo como detrás de su aparente alegría, en realidad, hay mucha tristeza. Y me doy cuenta de que su sonrisa es forzada… y eso hace que todas sus palabras de ánimo y de consuelo no sirvan más que para que me sienta aún peor al ver que ella está triste por mi consejo y aun así sigue intentando hacer que yo siga bien…
Así que lo único que puedo decir es: lo siento mucho.

Matilde♥

2 comentarios:

  1. i love it me encanta sigue asi

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, me alegro de que te guste. Intentaré seguir haciendo textos como este. Muchos besos.

    ResponderEliminar